¡SÍ SE PUEDE!

GRACIAS A UNIDOS PODEMOS Y AL PSOE LOS DOCENTES MADRILEÑOS PODRÁN DISFRUTAR EL CURSO QUE VIENE, AL FIN, DE UNA CIERTA REVERSIÓN DE LOS RECORTES QUE VENÍAN SUFRIENDO.

Llegaron tiempos duros allá por 2010. En Madrid primero, después en Valencia y después de modo generalizado con el  nefasto Real Decretoley 14/2012 de medidas urgentes de contención del gasto público en Educación.

Los docentes vimos cómo de buenas a primeras se nos incrementaba en 2 horas lectivas la jornada semanal, lo que suponía un recorte de un 10% en las plantillas, con unas aulas engrosadas en un 10% por Ley y otro 10% al margen de la Ley (vía instrucciones). Vimos cómo nos encomendaban el trabajo de nuestros compañeros que caían enfermos porque las bajas no eran sustituidas. Vimos cómo nos despojaban de multitud de recursos para atención a la diversidad. Vimos cómo nos bajaban el salario, nos arrebataban las pagas extraordinarias (que son parte del salario) y se negaban a aplicar acuerdos ya firmados en complementos retributivos. 

Todo ello desató un tsunami verde que puso nerviosas a las autoridades y tuvimos que ver con incredulidad cómo Esperanza Aguirre confundía a la población con medias palabras haciendo creer que era la jornada LABORAL lo que se subía a 20 horas, cuando 20 eran sólo las horas LECTIVAS, desprestigiando de este modo el esfuerzo requerido a los docentes y a los propios docentes con calificativos que no voy a repetir. En realidad la UNESCO reconoce que una hora lectiva en secundaria equivale a 3 de trabajo en cualquier otro sector.

Así, la maltrecha Educación Pública madrileña ha venido sobreviviendo a este y otros ataques posteriores provenientes de quien tenía que velar por su calidad y buen funcionamiento sin que sindicatos, mareas y asociaciones hayan podido evitarlo pese a los esfuerzos y alta movilización social. Todo ello, durante los años de la crisis… y durante los años de la recuperación, porque seguimos prácticamente igual, salvo haber recuperado las pagas extraordinarias que nos hurtaron (y alguna migaja más, siendo honesta). 

Imagen modificada de Colección de Mike Thoms en Pinterest.

Con la llegada de Celaá al Ministerio correspondiente se ha ido desmontando paso a paso esta normativa que obligaba a las Comunidades a recortar de forma tan brutal.  Pero lo que se ha hecho es eliminar la obligación de recortar, no obligar a revertir. Las Comunidades tienen competencias en Educación, y aquellas que tienen gobiernos más dialogantes han ido reduciendo esta presión sobre los docentes. Pero ¡amigo!, en la Comunidad de Madrid no hay precisamente un gobierno dialogante ni proclive a la Educación Pública ni a los derechos de sus trabajadores. Como no están obligados a revertir, mantienen la presión.

Hay que anunciar  con gozo y alborozo (aunque con mucha precaución), que Unidos Podemos, junto con el PSOE, hemos conseguido, durante la aprobación del proyecto de Ley del Gobierno, que se admita una enmienda transaccional para  acotar la libertad de las Comunidades para fijar la jornada de los docentes restaurando a los máximos anteriores a los recortes.  Y QUEDÓ APROBADA.

Todo tiene un camino,  sólo ha sido aprobada por el Congreso y evidentemente esto cuesta dinero ya que supone restituír el 10% de plantillas recortado pero vamos en el buen sentido.  (la buena dirección ya la llevábamos, pero en sentido contrario)

Desde los Sindicatos, desde las Mareas y desde todas las asociaciones se sigue reclamando la consulta a los profesionales de la Educación para los cambios educativos que se quieran implantar y se sigue demandando la reversión de los recortes YA.

¡Gracias, Compañeros!  SÍ SE PUEDE.