Nos han quitado la plaza del pueblo

La plaza de Antonio Gala ha constituido desde tiempos inmemoriales lugar de reunión para los tricantinos, que a lo largo de las décadas le han conferido un papel asociativo, festivo y reivindicativo. Ha acogido desde los ya lejanos años 80 manifestaciones y concentraciones de todo tipo, fiestas vecinales, ferias del libro, actos políticos, actuaciones musicales y teatrales, entierros de la sardina, y un sinfín más de actividades culturales y sociales que han contribuido al desarrollo y ejercicio de la vida comunitaria de la localidad.

Sus emblemáticas gradas han facilitado la celebración de asambleas vecinales y políticas, han ayudado a promover todo tipo de movimientos sociales, y, más recientemente, han sido punto de reunión y altavoz para la plataforma ciudadana Tres Cantos Acoge.

Una mañana todos constatamos con perplejidad, que con los días se ha ido transformando en incredulidad y finalmente en indignación, cómo la plaza de Antonio Gala había sido destruida y convertida en escombros, en un descomunal montón de cascotes dentro del cual han sido también arrojadas las piedras que formaban las gradas, como si una bomba gigantesca hubiera caído sobre ella.

Desde entonces han transcurrido días, semanas, ya casi meses, y se prevé que este año que en breve termina no llegue a ver la reconstrucción de la plaza.

Desde Podemos Tres Cantos nos preguntamos qué va a ocurrir con ella, cuáles son los planes que el Ayuntamiento le ha reservado, y, sobre todo, cuándo van a ser llevados a cabo, porque no se observa ningún avance y los trabajos parecen estar paralizados: Ayuntamiento gobernado por el PP con el apoyo de Ciudadanos, dos partidos políticos que tradicionalmente no han ejercido mucho uso de esta plaza. Los rumores se han extendido como la pólvora, pero nadie parece saber a ciencia cierta si el pavimento que se coloque seguirá permitiendo la celebración de fiestas y actos vecinales, si las gradas serán restituidas y acondicionadas para un mayor confort de sus usuarios, o si, por el contrario, la plaza será convertida en un enorme jardín, adornado con las flores de temporada que tanto parecen agradar a nuestro equipo de Gobierno y con una vistosa fuente en su centro, como las colocadas en otras plazas de la localidad durante los últimos años, que imposibilite la celebración de cualquier reunión, concentración o evento.

Desde Podemos Tres Cantos solamente pedimos al Ayuntamiento de Tres Cantos que nos devuelva a los tricantinos nuestra plaza del pueblo, mejorada, sí, pero intacta en su esencia y, si no nos la devuelve, los vecinos, asociaciones y partidos políticos de la oposición tenemos claro que buscaremos otra, porque ¡SÍ SE PUEDE!