Nos han quitado la plaza del pueblo

La plaza de Antonio Gala ha constituido desde tiempos inmemoriales lugar de reunión para los tricantinos, que a lo largo de las décadas le han conferido un papel asociativo, festivo y reivindicativo. Ha acogido desde los ya lejanos años 80 manifestaciones y concentraciones de todo tipo, fiestas vecinales, ferias del libro, actos políticos, actuaciones musicales y teatrales, entierros de la sardina, y un sinfín más de actividades culturales y sociales que han contribuido al desarrollo y ejercicio de la vida comunitaria de la localidad.

Sus emblemáticas gradas han facilitado la celebración de asambleas vecinales y políticas, han ayudado a promover todo tipo de movimientos sociales, y, más recientemente, han sido punto de reunión y altavoz para la plataforma ciudadana Tres Cantos Acoge.

Una mañana todos constatamos con perplejidad, que con los días se ha ido transformando en incredulidad y finalmente en indignación, cómo la plaza de Antonio Gala había sido destruida y convertida en escombros, en un descomunal montón de cascotes dentro del cual han sido también arrojadas las piedras que formaban las gradas, como si una bomba gigantesca hubiera caído sobre ella.

Desde entonces han transcurrido días, semanas, ya casi meses, y se prevé que este año que en breve termina no llegue a ver la reconstrucción de la plaza.

Desde Podemos Tres Cantos nos preguntamos qué va a ocurrir con ella, cuáles son los planes que el Ayuntamiento le ha reservado, y, sobre todo, cuándo van a ser llevados a cabo, porque no se observa ningún avance y los trabajos parecen estar paralizados: Ayuntamiento gobernado por el PP con el apoyo de Ciudadanos, dos partidos políticos que tradicionalmente no han ejercido mucho uso de esta plaza. Los rumores se han extendido como la pólvora, pero nadie parece saber a ciencia cierta si el pavimento que se coloque seguirá permitiendo la celebración de fiestas y actos vecinales, si las gradas serán restituidas y acondicionadas para un mayor confort de sus usuarios, o si, por el contrario, la plaza será convertida en un enorme jardín, adornado con las flores de temporada que tanto parecen agradar a nuestro equipo de Gobierno y con una vistosa fuente en su centro, como las colocadas en otras plazas de la localidad durante los últimos años, que imposibilite la celebración de cualquier reunión, concentración o evento.

Desde Podemos Tres Cantos solamente pedimos al Ayuntamiento de Tres Cantos que nos devuelva a los tricantinos nuestra plaza del pueblo, mejorada, sí, pero intacta en su esencia y, si no nos la devuelve, los vecinos, asociaciones y partidos políticos de la oposición tenemos claro que buscaremos otra, porque ¡SÍ SE PUEDE!

Da gusto este Ayuntamiento

«Da gusto este Ayuntamiento», es la frase que oí decir esta mañana a una vecina de Tres Cantos mientras tratábamos de avanzar por la vergonzosa zona cero en que se ha convertido el Sector Literatos.

Unas obras que duran ya desde el pasado mes de agosto y amenazan con prolongarse hasta el mes de abril, que ¡oh, casualidad! es justamente el anterior a las Elecciones Municipales.

Todos, vecinos, trabajadores, comerciantes de la zona, estamos de acuerdo en que las obras están fuera de todo control, que el caos más absoluto se ha instalado en el Sector y que no tiene visos de solucionarse en el corto plazo. En lugar de ir poco a poco, delimitando zonas y habilitando pasos seguros, se han comenzado los trabajos a lo largo de todo el área a la vez, y cada día es una aventura cruzar el Sector para llegar a cualquier punto, especialmente en los días de lluvia y posteriores, cuando el barro es el protagonista. Si todavía no ha ocurrido un accidente es algo milagroso, ya que los resbalones y las caídas son totalmente previsibles. Si las personas con movilidad total lo tenemos difícil, pensemos en aquellas con movilidad reducida: invidentes, ancianos, niños, cochecitos de bebé, personas lesionadas, enfermas o en sillas de ruedas… Por si esto fuera poco, las máquinas transitan por doquier, y a gran velocidad, como hemos podido comprobar in situ, invadiendo las zonas por las que caminan los peatones. Además, faltan vallas y operarios que delimiten las áreas de trabajo e indiquen a los peatones por dónde pueden pasar con seguridad.

Hemos conversado con comerciantes afectados, algunos de los cuales nos han informado de que han presentado una reclamación formal ante el Consistorio, así como dirigido varias quejas verbales al Concejal  de Urbanismo. Esta misma mañana el Concejal ha visitado las obras y ha tenido la oportunidad de conversar con vecinos y empresarios, siendo testigo de cómo un peatón ha estado a punto de sufrir un accidente y de la velocidad desmedida a la que las máquinas circulan por los mismos lugares por donde caminan los viandantes. Los comerciantes están pensando en la posibilidad de presentar una reclamación conjunta entre todos, ya que no solamente están expuestos durante toda su jornada laboral a las molestias, el ruido, el mal olor y el polvo procedente de las obras, sino que están observando con horror cómo día a día sus ventas y su clientela se van reduciendo, en unas fechas, las prenavideñas y en breve navideñas y de rebajas, que tradicionalmente son las más provechosas y rentables de todo el año. En concreto, nos han informado de que durante estas semanas sus beneficios están siendo un 40% menores en relación a años anteriores.

Además de las dificultades de movilidad, los comerciantes y vecinos estamos sufriendo ruidos de alta intensidad durante todo el día y tememos la toxicidad del polvo que se eleva desde la superficie e invade nuestras viviendas, locales, tiendas, el Colegio Miguel de Cervantes y, finalmente, nuestros pulmones y el de nuestros hijos.

Por último, aunque no menos importante, algunos vecinos de la zona nos han expuesto su preocupación por la eliminación de espacios verdes, que están siendo sustituidos por aceras, pasos adoquinados y solados, que no solamente dan una imagen muy poco  estética sino que en verano aumentarán la sensación de calor. Han sido talados varios árboles y eliminados varios jardines y parterres. En cambio, se han olvidado de habilitar pasos en diagonal de unos edificios a otros, conforme a las normativas existentes de obras públicas, obligando a los viandantes a dar grandes rodeos.

Adjuntamos un completo reportaje fotográfico donde se pueden observar todos los problemas descritos.

Desde Podemos Tres Cantos reclamamos que se tomen soluciones de manera inmediata desde el Ayuntamiento de Tres Cantos: que se ordenen y organicen los trabajos; que se señalicen y delimiten convenientemente los pasos habilitados para los peatones y las zonas por las que no se puede transitar, para evitar accidentes; y que se ofrezcan alternativas a los comerciantes de la zona para que estas navidades sus negocios, sus servicios y sus ventas no se resientan.

Porque Tres Cantos somos todos, SÍ SE PUEDE.

Ejemplo de zona por la que no es posible transitar si no es invadiendo zonas de tierra y barro

Ejemplo de comercio aislado por las obras, donde no se puede acceder porque sus accesos han sido cortados
Ejemplo de comercio aislado por las obras, donde no se puede acceder porque sus accesos han sido cortados
Ejemplo de máquina circulando a gran velocidad por donde transitan los peatones

Ejemplo de máquina trabajando en el mismo lugar por donde transitan los peatones
Ejemplo de máquina circulando a toda velocidad por los mismos lugares donde transitan los peatones
Ejemplo de espacio verde sustituido por solados. En el lugar donde ahora hay una placita antes había árboles.